Dos años sin Boui… A aceptar el llamado sueño eterno
Photo Credit To Raúl García "El Avión"

Dos años sin Boui… A aceptar el llamado sueño eterno

Se cumplen dos años ((7:45PM del 12 de enero, 2016) de la partida de Carlos Magán, bajista de la banda local Voz Propia y uno de los personajes más reconocidos de la escena del rock subterráneo… el popular Boui. Y aquí queremos recordarlo como a él siempre le gustó, con mucho arte de por medio, en este caso la poesía y un audiovisual, que aunque ya lo presentamos conmemorando su primer año, creo que merece ser visto más de una vez. Dos años sin Boui.

Dos años sin Boui. Matute y Boui
Dos fallecidos miembros de la escena del Rock Subterráneo: Jose Eduardo Matute y Carlos Magán, “Boui”. Fotografía: Raúl García “El Avión”.

Dos amigos cercanos de Carlos, y grandes personajes de la poesía peruana contemporánea, como son Roger Santivañez y Domingo de Ramos, gustosamente colaboraron con el webzine con un par de trabajos en los que tienen presente al buen Carlos… al buen Boui. Trabajos realizados con mucho sentimiento y pesar por el amigo que partió en un viaje infinito. Dos años sin Boui.

Así que tengo en EXCLUSIVA para Subte Rock el sentimiento de dos poetas del Movimiento poético y artístico Kloaka, además de estas tremendas fotos de Raúl García “El Avión”, en los que podemos disfrutar de sus diversas etapas musicales, y comenzamos con Roger Santivañez, quien fue también parte de la movida subte y hoy es un reconocido exponente neobarroco en los Estados Unidos, país en el que vive en la actualidad.

Dos Años sin Boui. El Avión.
Otra de las fotografías de Raúl García, con Boui en todo su esplendor.

BOUI
1
QUERIDO CARLOS: Ahora que te has ido, un arco iris de memorias se me han venido al corazón, ese músculo dulce e infame que cuando decide detenerse ya no hay nada que hacer, sino aceptar el llamado sueño eterno. La muerte inscrutable. La Parca como dicen otros pretendiendo cultura. & eso me recuerda que así llaman en Lima a los patrulleros de la policía: esos que un millón de veces desafiamos cuando nos metíamos a los peores warikes de los barrios buscando pastel. La Selva de La Victoria, La Placita o El Baratillo en El Rímac cuando no Pozo, Paita o Maderas. Santa Cruz en Miraflores, Aurelio Sosa en Barranco y el callejón de Los Intocables. Lugares demenciales a donde nos llevaba la pasión radical por vivir, por extremar la experiencia y llegar –acaso- al límite en el que ya no se vuelve y quizá se muere en el intento –como decíamos mientras nos bajábamos el pisco de la más infausta calidad, pero era el que nos gustaba, no Carlos?

AHORA son las 10:39 de la mañana de este invierno aquí en Collingswood, sur de New Jersey y yo te recuerdo escuchando a Bread ¿Te acuerdas de nuestras conversaciones sobre Psicodelia? Disfrutábamos en la jato de Luna –siempre con ella- la suavidad de aquella balada Make it with you, pasándonos zanahoriamente de boca en boca un apretado troncho en homenaje al Summer of 1967 año de tu nacimiento y la explosión del Movimiento Hippie. Yo te hablaba de Abbie Hofmann & Mario Savio –los fundadores del Movimiento- quienes tras perder la lucha política en la Revuelta Estudiantil de Berkeley (ambos eran marxistas-leninistas) decidieron salir a la calle sin bañrse y se dejaron crecer el pelo en señal de rebeldía & rechazo contra un Sistema con el que NO estaban de acuerdo y contra el cual era imposible luchar en términos tradicionales de combate político. Emocionados salíamos a vagar por las calles y terminábamos contemplando el mar desde los acantilados del Parque Salazar en Miraflores.

[Fragmento inicial de BOUI novela de autoficción en proceso de escritura & composición ]
Dos años sin Boui. Raúl García
Mucha actitud punk en esta fotografía tomada Raúl García, con Boui en una de sus típicas poses contraculturales.

Es turno de Domingo de Ramos, otro reconocido poeta de la década de los 80 en Perú e integrante del Movimiento poético y artístico Kloaka, quien le dedicó este sentido poema tras pasar Dos años sin Boui:

El rock de los ilusos

Dejo atrás las ilusiones
Dejo el viento temeroso
Que vocea formas ondas quiebros vírgulas
Cosas invertebradas plomadas salitrosas
Dejo atrás el alba que se cierne como una tapa
Un cometa sin hilo que se aleja sombríamente
El pecho de un mulo acallado por un motor
En medio de los campos
La dulce y voraz noche en tus rodillas
La música desnuda y el tumulto silenciado
Y continuare mi marcha
Con este cuerpo desvaneciéndose como un poderoso salmo a lo negro
Dejo atrás lo que dejo como una bocanada
En las madrugadas donde bailan los trompos de Dios
Donde se escuchan los ciegos guitarrones en el espasmo
Dejo el corazón resucitado consumido y dudando
Dejo mi mirada en el espantado cielo
Te abandono y te recojo
y ya no eres cuerpo sino un cepo sin cuello
me abandono
me abandonas
la paz es inerte y sonora soledad de las tumbas
¿la libertad es un pájaro de papel?
¿Es una oquedad en el cierzo de los bosques claros?
Oh cincelada catástrofe galope trunco
Enciendo estos hielos estas llamas blancas para mi
Dejo para ti este himno argénteo que trasnocha
En mis de medio siglo pisando el pedal de la locura
Esa melodía de Isabel o tuya
Grullas rasgando las aguas tranquilas
Trajino a cada 20 centímetros sudo y mudo mis noches
Como un cantico espiritual consumiendo y viviendo
Música áspera comida rala
Muerto y utópico enjaulo este corazón
Este estacionario corazón
Y ya no hay grito
Ni satisfacción
¿A que distancia se putrefacta el olvido?
Heme envuelto sin plegarias
Heme envuelto como un saco en la atmósfera
Mi nombre es un clavo que cae en la espesura
en irritable óxido
Respirando en el aire
Ajena tersa terca e inocente como el pubis de una anciana
Hay un cero a la derecha una corchea negra que sube y baja
Tumba mi pasado como si fuera mi nova cabellera
Mi muerta calavera noble de blanco y resina
Mientras el tirano pisa y repasa las trincheras
El horror el horror ¿si me engaño existo?
El tirano de mi el Orfeo de mi me ha abolido
¿cómo hemos podido vaciar el espectro del mar?
¿El espectro de Dios?
la madera ya no es cama ya no es gramática bocal
El tirano que hay en las madrugadas que retorna en ti
Tiene hartura y calentura tiene dientes como balas
El celador es una momia de hierro
El hedor se esparce viaja vaga vive mira
Como el espasmo de un ojo Ese hedor que
Cruza las calles al azar
Y como un vitral se detiene
Silabea como un puritano mi existencia
Yo he muerto y arrastro
Los albores de esa pintura que recién nace
Lo bota como una ciudad en brumas
Sombras de mi barroca frente
Ven estas huellas este paquete de tierra
Que llevo en el bolsillo
Prueban que mi canto existió
Que existió debajo de ti
Acaso solo y escurrido supuró el aire
Mi adoración a la irresistible luz
Que aspiras y rebotas en mis bodegas vacías
Ese puro delirio planetario
Tendido de espaldas con los brazos abiertos
Con mis puños arrancando muertos y diezmos
De lo que fue mi fe ¿Creeré para conocer?
Mis dedos dejan de tocar melodiosos aluviones
Mientras que atrás un laberinto se esparce como el polvo
Y yo todavía canto canto este rock iluso incólume
Canto como un puto deslenguado
Como un iniciado novicio de las dunas
Como un servus radiante y expansivo
Como un beato a tus pies

Y no podía dejar este recuerdo a Boui sin el videoclip que realicé al primer año de su viaje al espacio buscando al Mayor Tom titulado Ahora que soy libre. Te queremos mucho Carlos… A pesar de que te fuiste el día de mi cumpleaños… Te extraño hermano. Dos años sin Boui.

Ahora que soy libre: Un año sin Boui.


Lee también:

Boletin Subte Rock
Discos, Polos y Entradas GRATIS para Conciertos

Suscríbete y recibirás por email cada artículo que publiquemos. Además, participarás en el sorteo permanente de discos, polos y entradas gratuitas a conciertos.

Tu privacidad está garantizada. No alquilaremos ni venderemos tu email a terceros.

¿Participas dejando un Comentario?

comentario(s) publicado(s) hasta hoy. Falta el tuyo.

(Visited 69 times, 1 visits today)

About The Author

Comunicador Social dedicado a Internet y las Redes Sociales. Fundador y Administrador de Subte Rock. Creador del weblog Expediente Cine. Colaborador en webzines de rock y cine. Fan acérrimo de Batman y de la música post punk.

Related posts

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *