Una primera y constante dosis: Narcosis, Punk desde el capitalismo periférico
Photo Credit To Subte Rock

Una primera y constante dosis: Narcosis, Punk desde el capitalismo periférico

Nos llega una segunda reseña de Primera Dosis de Narcosis, una de las primeras bandas pertenecientes a la movida denominada rock subterráneo, corriente ligada a la escena punk rock underground de Lima en esa década.

Conformada por Luis García, “Wicho”, en la voz, Jorge Madueño, “Pelo Parado”, en la batería y Fernando Vial (+), “Cachorro”, en la guitarra y segunda voz, no necesitaron de un bajista para crear su sonido característico, crudo y visceral.

A inicios de marzo, Kerry Alberto Tamanaja nos contó cómo esta producción influyó en su vida, y ahora es el turno de Gustavo Marcial Prado Romero, a quien le agradecemos por esta nueva contribución, ya no como una reseña netamente musical, si no con un análisis socio cultural. Provecho gente.

El disco Primera Dosis, del grupo Narcosis, es relevante, dentro de su propia categoría, inclusive a nivel mundial. Más allá de las ideologías de sus integrantes, muchas de sus canciones son una muestra clara de lo que es el Punk. Ni peor ni mejor, apenas relevante como un producto del capitalismo periférico.

El movimiento cultural o contracultural conocido como Punk tiene su auge mediático en los años setenta, pero como movimiento musical pueden mencionarse varias bandas anteriores desde los sesenta. Su nacimiento es cuestionado cada vez más como un hecho que se iniciaría en Inglaterra con Sex Pistols o The Damned, entre otras bandas. Aquí no voy a continuar ese punto, sobre una primacía en el Punk, pero nada más anarquista que la lucha contra las jerarquías, inclusive, musicales.

¿O el Punk es una corriente cultural de la que hace parte una manera de hacer música (que sería uno de sus aspectos) o, entonces, es apenas una estética musical que tiene algunas concordancias con un contexto cultural específico?

Algunos de sus principios son el do it yourself, la anarquía, incluso, la lucha contra el sistema; es esperado que el Punk, de otro modo, como cualquier otra expresión humana, tome características propias de acuerdo con el tiempo y el lugar en que se manifiesta. En ese sentido, a mediados de los 80s surge el movimiento denominado Subterráneo en Lima-Perú que, se puede considerar, es una forma de hacer Punk desde el capitalismo periférico.

Narcosis. Portada Primera Dosis
Lado A de la “maqueta” (así se le llamaba en esos años a las producciones lanzadas en formato cassette) de Narcosis, titulada Primera Dosis. Foto: Muki Records.

Aquí, una muestra del Punk peruano, el disco Primera Dosis. Con un mensaje indiscutiblemente antisistema en gran parte de sus letras, se trata de una banda propiamente Punk, no solo por su música como por su forma de trabajar de modo autogestionario. Así, también, por su historia: cuenta la leyenda que mientras tocaban una de las canciones del disco mencionado (“Sucio Policía”) en un concierto multitudinario, la propia policía invade el escenario y ataca al público que reacciona haciendo retroceder a las fuerzas represivas.

En fin, el disco tiene otras canciones que deben ser destacadas, las clásicas, se puede decir son “Represión” (que habla sobre el sistema que aliena al ser humano de su propia vida) y “Destruir” (el clásico adagio anarquista: hay que destruir para después construir).

Aquí quiero resaltar el trabajo del guitarrista en “Triste Final”, “Hemicirco”, “Represión”, principalmente; lo que debe posicionar a Cachorro Vial como uno de los mejores creadores de riffs en el rock peruano. Lo que era complementado por una batería vigorosa (Pelo Madueño consigue llenar algunos espacios dejados por las limitaciones técnicas del guitarrista y por la falta de bajo), así como de una voz (Wicho García) que ejercía plenamente su función – todo eso en una simbiosis asombrosa.

Narcosis. Contraportada Primera Dosis
Lado B de Primera Dosis. Foto: Muki Records.

Fuera del Punk tradicional, el disco también experimenta con canciones como “Danza de los Cristales” y “Destino”, que son bastante interesantes también; si bien los temas del disco se caracterizan por sus letras de demanda social y política, también abordan asuntos existenciales.

Se puede decir que el disco Primera Dosis está grabado de forma precaria, pero eso valoriza más su sonido porque lo hace autentico, algo propio del Do it yourself, ya que ellos mismos se produjeron con las únicas herramientas que tenían. Con esas limitaciones, su sonido termina siendo original; no sería necesario resaltarlo, pero inclusive su historia es relevante, como una de las bandas fundadoras del movimiento Subterráneo de Lima-Perú.

Las expresiones culturales tienen una relación con los sistemas económicos en los cuales acontecen, aun más en tiempos de globalización, de lo que el Rock es un caso clásico. El Punk, uno de sus subgéneros, es una respuesta específica del género Rock al sistema económico-político-estético.

No quiero decir que, en otros géneros musicales o artísticos en general, no haya posicionamientos político-económicos (o conceptuales sobre percepciones estéticas). Solo, que el Punk es un tipo de hacer música que buscar tener consecuencias políticas en lo que, paradójicamente, también es fuertemente influenciado por el plano económico.


Lee también:

Boletin Subte Rock
Discos, Polos y Entradas GRATIS para Conciertos

Suscríbete y recibirás por email cada artículo que publiquemos. Además, participarás en el sorteo permanente de discos, polos y entradas gratuitas a conciertos.

Tu privacidad está garantizada. No alquilaremos ni venderemos tu email a terceros.

¿Participas dejando un Comentario?

comentario(s) publicado(s) hasta hoy. Falta el tuyo.

About The Author

Avatar

Comunicador Social dedicado a Internet y las Redes Sociales. Fundador y Administrador de Subte Rock. Creador del weblog Expediente Cine. Colaborador en webzines de rock y cine. Fan acérrimo de Batman y de la música post punk.

Related posts

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *