A Un Año De La Clausura Del Centro Cultural El Averno

A Un Año De La Clausura Del Centro Cultural El Averno

El espacio cultural más underground de Lima, el Centro Cultural El Averno, fue fundado el 4 de diciembre de 1998 y cerró sus puertas indefinidamente el 25 de octubre del 2012 dejando sin un point a los marginales y a la corriente contracultural de la ciudad. El Averno, un lugar donde se juntaban expresiones musicales, plásticas y literarias.

Como dice Héctor Lavoe, todo tiene su final, nada dura para siempre, El Averno terminó una historia que duró cerca de 14 años entre disputas y representaciones artísticas, entre idas y venidas de cantantes que ahora son conocidos, entre conflictos con la policía y con matones que trataron de cerrar el lugar y dejando un gran legado en el jirón Quilca, a unas cuadras de la Plaza San Martin en el Cercado de Lima, en una zona que para muchos parecería peligrosa, pero es el mismo ambiente contracultural y underground con puestos antiguos, polos estampados de bandas que nadie conoce, CD’s y música bien caleta y libros viejos, que te hace perder y pensar lo peor de una ciudad.

Una orden judicial fue la causa. Desalojo. Chau, nos vemos. Orden que duró cerca de 6 años de proceso judicial y que recién en el 2012 cobró revancha y se tiró abajo a uno de los mejores centros culturales underground de Latinoamérica.  Me explicó el mismo Jorge Acosta, el Negro, como se le conoce por Quilca, director y fundador del lugar, “cerramos porque los dueños pidieron el local de vuelta, pero nos quisieron botar del sitio sin ninguna razón sin ningún juicio legal ni procedimiento”. Pues bueno, este procedimiento ya se dio y nos quedamos sin El Averno. Su última actividad cultural fue el día jueves 25 de octubre del 2012 y contó con los Mojarras, grupo de rock fusión peruano, que se hizo conocido con su tema critico social Triciclo Perú, el cual ha sido bastante usado en diversas teleseries, y Del Pueblo, banda del propio Acosta.

Jorge "Negro" Acosta (Foto: Sebastián Corzo)
Jorge “Negro” Acosta (Foto: Sebastián Corzo)

¿Qué Es La Contracultura?

Jorge Acosta me comentó que se trata básicamente de una movida que va contra la corriente de lo establecido. Una expresión de lo marginal. Punk. Grunge. Antes de entablar díalogo con El Negro, mi concepto de contracultura era el punk y el grunge pero me quedé corto. Acosta me explicó que la contracultura surge a partir de la gente que es marginada, censurada, perseguida por decir lo que se opone a lo oficial. El antropólogo social  y bajista de Kaos General Armando Millán define movida contracultural como la expresión cultural de gente marginal que tiende a ir por lo alternativo y contra lo establecido. Tanto para Acosta como para Millán, marginación, censura y contracorriente son aspectos de esta movida contracultural que Acosta abanderaba en El Averno.

Por su parte, Herbert Rodríguez, en ese entonces director artístico de El Averno y amigo de años de Jorge Acosta, definió la contracultura como “la cultura que está en diálogo con la realidad y los temas importantes que [de] alguna manera los interpelan. En cambio la cultura oficial elitista, está en las nubes y no toca temas de la realidad”. Herbert Rodríguez invitó al artista plástico Jorge Miyagui a pintar murales y expresar su peculiar estilo artístico en el conocido local en Quilca en el 2001. Miyagui utiliza elementos culturales populares (santos) y de coyuntura política (el indulto a Fujimori o Anonymous, por ejemplo) de forma irreverente. Miyagui definió contracultura como toda aquella expresión cultural que va hacia algo alternativo a lo, digamos, oficial. “Por ejemplo que el graffiti no es arte y que lo único que es arte es lo establecido por las Bellas Artes y que uno solo puede hacer arte si es que sale de estos lugares”.

Hay una palabra que todos mencionan en relación a lo que es o no es contracultura. En contra de lo OFICIAL.

Los Inicios De La Kultura En Quilca

Con una historia previa al mismo Averno, Acosta, como también me lo contaba Miyagui, fue gestor de una idea y una propuesta de música contracorriente, un espectáculo, Rock en Rio Rímac, donde se mezclaban diferentes estilos y culturas musicales, los punks, los metaleros (quienes por cierto no se pueden ver ni en pintura) y que gracias al concepto que manejó Acosta se logró combinar estos estilos en un solo gran concierto en 1985. Esto, me aclara el mismo Acosta, influyó en el futuro concepto que una década después se manejaría en la segunda cuadra del jirón Quilca.

Jorge Acosta antes de la inauguración del local ya estaba establecido en el jirón, en la primera cuadra desde el año 1993, en una pequeña carpa, la cual iba acorde a sus posibilidades económicas, en la cual vendía poesía totalmente diferente y desconocida y que gracias a un amigo suyo, quien trabajaba en la pollería de Don Alejandro, al comienzo del mismo jirón Quilca (lo que ahora es Norkys) pudo poner luz a su precario local, y materializar un nuevo concepto, realizando tocadas informales en la misma calle del centro de la capital peruana. También me comentó que siempre fue censurado, marginado y que no lo dejaban expresar sus ideas libremente. Esto influyó, no solo en el comienzo del centro cultural, en las tocadas informales que propuso en el jirón y en la gran tocada Rock In Rio Rímac, y por eso buscó materializar la idea de que “debía haber un lugar donde los artistas puedan expresar libremente sus ideas sin ser censurados ni marginados, eso yo siempre lo tuve bien claro incluso antes de El Averno, no quería que los artistas que vendrían después de mí estuvieran sufriendo y siendo censurados y marginados”. Es así que en 1998 empezó un concepto de arte y cultura y abrió este establecimiento para promover nuevas influencias artísticas, estilos musicales y murales.

Jorge Miyagui (Foto: Sebastián Corzo)
Jorge Miyagui (Foto: Sebastián Corzo)

La Pintura KontraKultural

Miyagui, ha presentado alrededor de diez o quince obras pictóricas en El Averno, incluyendo exposiciones individuales como la que tuvo en el 2001. La puesta en escena fue por parte de la revista Somos, del grupo El Comercio, quien le dio a Miyagui tres páginas de un artículo. Miyagui me comentó que no había una temática en especial, había libertad de expresar lo que uno quería. Coincidiendo con Herbert Rodríguez de que, “uno es libre de entrar y pintar lo que quiera pero debes estar seguro de hacerlo. He tenido ofrecimientos de artistas de Ecuador que me dijeron que querían pintar en El Averno pero nunca se presentaron, por eso mismo uno debe estar seguro de su arte e ir a pintar con confianza”.

Acosta me contó que cuando empezaron El Averno renovaban los murales cada mes, es decir pintaban toda la fachada y las paredes cada mes, de ahí fueron alargando la distancia entre meses para así quedar en cada seis meses. “El apoyo de los vecinos fue importante, ya que nos apoyaron con diversos tipos de ayuda. Un día se presentó a la puerta un vecino, que no conocía y me ofreció baldes de pintura, yo le dije que estaba bien que me avisara. A la semana siguiente o a los días de lo ofrecido me tocó la puerta y me dijo aquí tienes tu pintura. Yo me quede sorprendido porque sabe la gente que estamos en esto y nos apoya”.

No Todo Es Kolor De Rosa

El Averno a lo largo de su catorce años en la vanguardia de la movida contracultural y underground fue sujeto de ataques tanto de matones desalmados, como de la misma justicia peruana, la policía. En el 2006, el centro cultural fue atacado por unos vándalos quienes entraron a destrozar el lugar a punta de golpes y palos. No solo arruinaron la infraestructura, se trata de una antigua casona del centro, sino que también se llevaron y estropearon obras de arte del lugar. Miyagui me comentó que el incidente más fuerte y que generó un impacto mayor fue el ocurrido a finales del año 2010 donde la policía acusó al establecimiento de venta ilícita de drogas. Pero no acabó ahí, los policías además de romper la puerta a golpes se llevaron a Leyla Valencia, directora de El Averno, y la golpearon en la comisaría. Según Acosta estas dos incursiones policiales, en el 2006 y el 2010, se debieron a que El Averno era un espacio de crítica frente a lo establecido.

La Municipalidad de Lima, bajo la gestión de la alcaldesa Susana Villarán les ha ofrecido, en un acuerdo de palabra que esperan se cumpla, un nuevo espacio donde puedan seguir con la movida contracultural y siendo la voz artística de los marginados y marginales.

Foto: Sebastián Corzo
Foto: Sebastián Corzo

 

Lo Que Nos Dejó El Averno

Además, de ser el único centro cultural en donde se confrontaban diversas culturas desde las andinas, indigenistas, reggae, rock, metal entre otras, El Averno impactó la cultura vanguardista de los jóvenes que, como bien dice Acosta, deben los que tomen la batuta e innoven con sus expresiones artísticas. El Averno fue un lugar reconocido en guías mundiales de centros culturales. Acosta comentó de forma anecdótica que in día le tocó la puerta un extranjero con una guía turística en mano que listaba al Averno como elúnico centro cultural alternativo en el Perú y uno de los pocos en América del Sur.

Para Acosta el legado de El Averno es crear un espacio donde los jóvenes puedan expresarse sin temor a ser censurados con libertad de contar y decir lo que quieran y pintar lo que se les de la gana. “Es injusto que en el Perú, según las investigaciones que se han realizado, y según lo que se sabe, no haya otro lugar así como El Averno, de estas características en el país”. Acorde con lo que Acosta mencionaba sobre la agenda cultural o guía turística de centros culturales en todo el mundo, “a partir de la inclusión en esa agenda tuvimos una relación con todos los centros culturales del mundo, es decir, ahora todos saben lo que esta pasando con El Averno. No se quien nos puso ahí pero lo vi cuando llegó este turista”.

El Averno, no solo ha dejado una marca cultural y espacial en el jirón Quilca,  también ha dejado una marca ideológica muy fuerte, tan fuerte que se ha llegado a considerar a El Averno como un partido político, el partido político Extraterrestre, muy aparte de ese hecho ha dejado huella en los jóvenes y en la vanguardia de estos.

Como bien diría Acosta: “Ese es El Averno”.

 

Boletin Subte Rock
Discos, Polos y Entradas GRATIS para Conciertos

Suscríbete y recibirás por email cada artículo que publiquemos. Además, participarás en el sorteo permanente de discos, polos y entradas gratuitas a conciertos.

Tu privacidad está garantizada. No alquilaremos ni venderemos tu email a terceros.

¿Participas dejando un Comentario?

comentario(s) publicado(s) hasta hoy. Falta el tuyo.

About The Author

Estudiante de periodismo, fanático del grunge, punk y el rock en todas sus épocas. Fan de la NBA, en especial de los Spurs y amante del arte clasico y del contemporaneo.

Related posts

11 Comments

  1. Fabiola Bazo

    Me pregunto si la municipalidad de Lima cumplirá su palabra El Averno re-abrirá sus puertas pronto.

    Reply
  2. Fabiola Bazo

    Herbert Rodríguez, Mabel Valdiviezo, Roger Santivanez, Teivo Teivainen, Roxana Crisologo Correa esta reseña puede ser de interés.

    Reply
  3. Fabiola Bazo

    Me pregunto si la municipalidad de Lima cumplirá su palabra y El Averno reabrirá sus puertas pronto.
    Herbert Rodríguez, Roxana Crisologo Correa, Roger Santivanez, Miguel Angel del Castillo y Wili Jimenez Torres esta nota puede ser de interés.

    Reply
  4. Ab Red

    Creo que era un predio que había pasado a la municipalidad por actos delictivos en él. No es tan sencillo en términos legales, al menos.

    Reply
  5. Herbert Rodríguez

    la alcaldesa nos ofreció reubicación, promesa que no se concretó y que da que pensar si fue intencional para distraernos… ahora Leyla y Jorge impulsan la Biblioteca Quilca en el cerro San Cosme, y han organizado coro de niños Los Diablitos de San Cosme… ahí sigue con su labor cultural … este proyecto autogestionario nunca se plegó a un partido o grupo, remonto ataque y hostilidad de Andrade, quien luego de campaña contra la censura acogió proyecto Quilca Bulevar de la Diversidad; El Averno le hizo plantón Quilca no tiene alcalde a Castañeda (que había dejado la zona al abandono), quien reaccionó luego de informe de TV que evidenció sus gruesas limitaciones y de ahí mantuvimos un relación de tolerancia en medio de la criminalización de la protesta de García, y bizarro proyecto cultural murió con FS en la alcaldía… cuyo marketing cultural es insufrible por lo distante con la realidad… lo penoso es que el sector de la cultura lo permita.

    Reply
  6. Herbert Rodríguez

    La alcaldesa nos ofreció reubicación, promesa que no se concretó y que da que pensar si fue intencional para distraernos… ahora Leyla y Jorge impulsan la Biblioteca Quilca en el cerro San Cosme, y han organizado coro de niños Los Diablitos de San Cosme… ahí siguen con su labor cultural …

    El Averno, proyecto autogestionario, nunca se plegó a un partido o grupo, remontó ataque y hostilidad de Andrade, quien luego de campaña contra la censura acogió proyecto Quilca Bulevar de la Diversidad; El Averno le hizo plantón Quilca no tiene alcalde a Castañeda (que había dejado la zona al abandono), quien reaccionó luego de informe de TV que evidenció sus gruesas limitaciones y de ahí mantuvimos un relación de tolerancia en medio de la criminalización de la protesta de García, y bizarro proyecto cultural murió con FS en la alcaldía… cuyo marketing cultural es insufrible por lo distante con la realidad… lo penoso es que el sector de la cultura lo permita.

    Reply
  7. Sebastián Corzo Alvarez

    Hasta hace poco me entró la curiosidad y busqué en la web si es que habian cumplido la promesa de la reubicación y lo que me sorprendió fue que no… que el averno seguía como se dejó y que habían cambiado de faceta, como Herbert menciona, ahora dirigen y tratan de impulsar la cultura quilca pero en el cerro San Cosme… una lástima que no se respete el legado en ese jirón.

    Reply
  8. Jacques de Molay

    El averno está muy lejos de ser lo que fue en los años 80. La última vez que fui, solo escuché un mensaje ahogado en un mundo donde ser contracultural es tener un polo de ramones, meterse algún tipo de droga y decir lisuras. Una autodestrucción innecesaria, consecuencia de la pose; y no es por criticar al averno ni a aquellos que con nobleza lo defienden, pero estoy seguro de que la municipalidad tenía muy buenas razones para actuar. La cultura marginada no tiene porque ser sinónimo de cultura autodestructiva, pero en eso se ha ido convirtiendo. Aparte, me gané con mas de una reunión, concierto o recital socialista; me sorprende el apoyo al socialismo, después de todo el daño que nos hizo. Espero que se tome con respeto mi opinión, que no es con ánimo de criticar u ofender a nadie.

    Reply

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *