Delta Machine: Depeche Mode regresa a sus raíces synth pop

Delta Machine: Depeche Mode regresa a sus raíces synth pop

Depeche Mode, una de las bandas más representativas de la música electrónica o synth pop, tiene nuevo disco, Delta Machine, su decimo tercer álbum de estudio, en el que se nota claramente que el ahora (bueno, ya hace varios discos, creo que esto es cuestión de nostalgia personal) trío conformado por Dave Gahan, Martin Gore y Andrew Fletcher asume con hidalguía su etapa de madurez, dejando de lado a su discográfica de toda la vida, Mute Records, con la que editaban desde 1981, para comenzar una nueva etapa. Para que tengan una mejor idea de hacia dónde van musicalmente, Dave Gahan dice que este disco es “más escurridizo, sleazy y sucio”.

Producido por Ben Hillier y mezclado por Flood durante 2012 y publicado en marzo de 2013, el álbum apareció en cuatro ediciones, la estándar sólo en disco compacto con 13 canciones, mientras que  como edición de lujo en dos discos de diecisiete temas, como álbum digital descargable de la red y en doble disco de vinilo. Aquí nos vamos a encargar de presentarles la versión de lujo, porque Subte Rock te presenta todo, no por partes ni ofreciendo cosas que no son, así que allá vamos, dejando de lado el fanatismo o casi idolatría que tenemos por ellos y diciendo las cosas como son.


“Delta Machine debutó en el segundo puesto de la principal cartelera de ventas del Reino Unido, UK Albums Chart, donde se ubicó detrás de The 20/20 Experience de Justin Timberlake, tras vender 28,000 copias en el país durante su primera semana de comercialización, mientras que en los Estados Unidos vendió 52,000 copias durante su primera semana de ventas, con lo que debutó en el sexto lugar de la principal cartelera de éxitos semanales del país, la Billboard 200, convirtiéndose en el séptimo álbum de la banda en figurar entre los diez primeros lugares de la lista.”

Cuando leímos las primeras críticas, estas mencionaban el hecho de que el Delta Machine es un álbum que musicalmente es mucho más atractivo que sus dos anteriores entregas, Songs of the Universe (Mute, 2009), y Playing the Angel (Mute, 2005). Es más fuerte, intimista, directo y minimalista, así que los que siguen esperando otro “hit pegajoso” como los de sus primeros años o su “época de hits radiales”, esperen sentados. Para este disco han utilizado diversos sintetizadores modulares y mucho trabajo de estudio. A diferencia del Songs of…, cuyo primer single, Wrong, era más rockero, aquí nos presentaron su nuevo material con una balada muy tirada al blues. Nos referimos a la bella Heaven, un tema en el que se lucen Gore y Gahan cantando góspel. Un buen inicio para enamorarnos con este nuevo material.

Estaba perdido y me encontré. El Ángel del Amor vino sobre mí y Señor, me sentí tan débil. He encontrado la paz que he estado buscando.”

Considero que este disco va a ser más “completo” que sus dos últimas producciones, porque han retomado elementos de sus experiencias pasadas, extraídas de joyitas de su discografía como el Black Celebration, Violator y el mismo Songs of Faith and Devotion, combinando a la perfección rock y electrónica (bueno, aunque ese siempre ha sido su fuerte, pero esta vez lo notamos más marcado), y con el plus de que cuenta con temas que podemos bailar, algo a lo que ya nos estaban desacostumbrando a hacer. De hecho, va a ser uno de los discos del 2013, aunque el diseño de la portada que le ha preparado en esta oportunidad su artista personal, Anton Corbijn, parece algo inferior al material grabado por Depeche Mode, esperábamos algo más contundente.

Es momento de desmembrar este material, como ya lo dijimos, en su edición de lujo con 17 temas, cuya mayoría, 10, fueron escritos por Martin Gore, excepto Secret to the End, Broken, Should be Higher, Long Time Lie, Happens All The Time y All That’s Mine, de los que se encargaron en dos David Gahan y Kurt Uenala, y uno entre Gahan y Gore, convirtiendo a Delta Machine en el álbum del grupo con mayor número de aportaciones creativas del vocalista.

Depeche Mode – Delta Machine Tracklist

  1. Welcome to My World
  2. Angel
  3. Heaven
  4. Secret to The End
  5. My Little Universe
  6. Slow
  7. Broken
  8. The Child Inside
  9. Soft Touch / Raw Nerve
  10. Should Be Higher
  11. Alone
  12. Soothe My Soul
  13. Goodbye
  14. Long Time Lie
  15. Happens All The Time
  16. Always
  17. All That’s Mine

depeche mode delta machine 2013

Delta Machine se abre poderosamente con Welcome to my World, muchos sintetizadores creando atmósferas agobiantes y Dave Gahan mostrando una voz delicada tiradísima al blues que nos dice al oído cosas tan inquietantes como “All The Drama Queens Are Gone And The Devil Got This Made”. Bastante pegajoso por cierto. Su segundo tema es la tremenda Angel, bastante épica, muy sensual y rockera en gran parte  por cierto, uno de los grandes aciertos de este disco que definitivamente te va a atrapar de principio a fin. De Heaven ya comentamos líneas arriba, el primero de sus temas promocionales que nos hizo mantenernos en vilo esperando su lanzamiento. Inicios llamemósle “monótonos”, pero que poco a poco te meten en un remolino de sentimientos. Tienes que escuchar el disco para entenderme.

Desde su primera nota, el inicio de su cuarto tema, Secret to The End, nos remite inmediatamente al clásico Fly on The Widescreen del Black Celebration, muy electrónica, densa y poderosa, una canción en la que Dave Gahan se luce como cantante de inicio a fin, cosa que lo confirma en My Little Universe. El quinto tema del Delta Mahine es una balada electrónica “depechiana al 100%” escrita por Martin Gore y que cuenta con su parte experimental que dejará satisfecho a los más exigentes, asincopada pero con su toquecito pop. No todo es para vender pues señores. Todo con clase.

Llegamos a casi la mitad del disco con el blues electrónico de Slow, aquí destaca netamente la guitarra “sucia” de Martin Gore y un Dave Gahan también bastante sexual, o sleazy, como lo dijo el mismo frontman de la banda, un tema que al parecer, podría dar mucho que hablar y que nos muestra una faceta más de Depeche Mode, blues callejero para mostrar que estos tíos también tienen calle pues, que han vivido y tienen que contarnos. El tema número 7, Broken, nos remite también a sus grandes tiempos, con mucho synth-pop y un coro hipnotizante, que al parecer, podría convertirse en un nuevo single de este disco. Uno de los temas fuertes para el gran público que conoce poco, o no conoce a Depeche Mode.

Es ya una costumbre que Martin Gore se guarde un tema para su lucimiento en el track list de cada disco, y esto lo tenemos en la balada The Child Inside, bastante oscura y electrónica por cierto, mucho “feeling” y la vocecita sentimentalona de Gore para que te quiebres un rato, aunque es uno de los temas que menos nos convencieron, estás en la cima y este temita te baja de golpe, pero eso es cuestión de cada uno. Pero lo solucionan inmediatamente con el siguiente tema, Soft Touch/Raw Nerve, pegajosa y de fácil digestión, pero contundente. Un momento de relajo para la banda, aunque rápidamente caemos a la oscuridad del noveno tema, Should be Higher. Aquí es el turno de Gahan, se luce cantando en un falsete bastante particular como contraste. Ya estamos en éxtasis hasta este momento del disco, pero falta más.

Y decimos que faltaba más, porque Alone es otro de los puntos altísimos del Delta Machine, mucho synth pop, mucho Gahan, mucho Depeche en todo lo alto, con unas letras que han sido muy comentadas por su calidad. A tenerla en cuenta, al igual que Soothe my Soul, mucho rock electrónico para bailar, porque todavía “toneamos” al ritmo de ellos, no son unos viejos aburridos, para cerrar la edición “normal para mortales” con Goodbye, otro tema que nos remite a un éxito anterior, en este caso, la mítica Personal Jesus, algo que no se puede evitar. Blues duro pero con el acompañamiento synth para un final de disco por todo lo alto.

Como tenemos la edición de lujo, tenemos que comentar cuatro temas más, Long Time Lie, asfixiante, agobiante desde el inicio, crea un sube y baja con el contenido total del disco, algo que me ha atrapado inmediatamente. Aquí se lucen en las voces Gahan y Gore en conjunto. Happens All The Time, es otra de las densas y/o dramáticas compuestas por Gahan, demostrando su madurez como cantante y compositor, es un gusto el que Gore le permita un mayor lucimiento no solo como cantante. Always es netamente Gore, marca distancia con sus experimentaciones electrónicas, enriqueciendo aún más el disco, y cerramos con All That’s Mine, los sintetizadores al pleno crean “paredes musicales” que mantienen ese espíritu de agobio, de angustia que tiene todo el Delta Machine, una buena manera de culminar su trabajo y de seguir manteniendo en vigencia a la banda.

Ojalá que con esto tengas una idea más clara de lo que te ofrece el Delta Machine, así que esperamos que pronto lo tengas en tu colección de discos más apreciados y que pone en todo lo alto a los nativos de Basildon, con un regreso a la electrónica con su influencia de blues. Cerrando la nota, les contamos que con motivo del disco, Depeche Mode realizará durante este año la gira The Delta Machine Tour, acompañados de Christian Eigner en la batería y el tecladista Peter Gordeno como músicos de apoyo, así que anda juntando tu billete, ya te daremos novedades. Por ahora te damos un adelanto.

[divider] [nggallery id=6] [divider]

Depeche Mode – Delta Machine en Internet

Sitio Web Facebook Twitter Tumblr Depeche Mode Perú YouTube
Boletin Subte Rock
Discos, Polos y Entradas GRATIS para Conciertos

Suscríbete y recibirás por email cada artículo que publiquemos. Además, participarás en el sorteo permanente de discos, polos y entradas gratuitas a conciertos.

Tu privacidad está garantizada. No alquilaremos ni venderemos tu email a terceros.

¿Participas dejando un Comentario?

comentario(s) publicado(s) hasta hoy. Falta el tuyo.

(Visited 138 times, 1 visits today)

About The Author

Comunicador Social dedicado a Internet y las Redes Sociales. Fundador y Administrador de Subte Rock. Creador del weblog Expediente Cine. Colaborador en webzines de rock y cine. Fan acérrimo de Batman y de la música post punk.

Related posts

2 Comments

  1. Jorge Eduardo Bazo Escudero

    No entiendo hasta ahora por qué no hay un solo comentario a este post… muy raro, muy raro.

    Reply

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *