La Noche Cósmica del Rock Peruano
Photo Credit To René Rodríguez

La Noche Cósmica del Rock Peruano

El sábado 25-07-2015, como pocas veces, la ciudad lucía vacía. El feriado largo había comenzado. Muchas personas optaron por abandonarla y escapar de su depredadora rutina. Otros, por sumergirse en lo más profundo de ella, buscando el mismo fin.

Durante la semana anterior, recorrer la ciudad en busca de distracción fue sorprendente. Anuncios de eventos por aquí y por allá. Algunos enmarcados en amplias vallas que abarcaban e invadían gran parte de la calle. Otros, en lo más alto, casi levitando en grandes paneles.

Sin embargo, de entre todos ellos, había uno pequeño y angosto. Ese minúsculo cartel, en medio de la oscuridad del centro de Lima, se encontraba sujeto a la compasión de un decrépito poste; bajo una luz, que vista desde lejos, era casi celestial. Aquella publicidad, arrugada y mal pegada, era mágica. Mientras más la leías, más grande se hacía. Cada palabra era música instantánea, cada palabra representaba una trayectoria, cada palabra era una invitación.  Se trataba de la publicidad de un festival que se iba realizar el 25 de julio en el monumental Salón Imperial: Los 5 años de Cósmica Discos.

Aquella noche, el mítico local del Jiron Cailloma reventó con 12 bandas de la escena –13 si contamos con la grata y sorpresiva presentación de Montaña– y más de 800 asistentes.

La celebración empezó con la banda de punk rock Histeria Kolectiva y acabó con La Nueva Invasión y su contagioso ritmo que fusiona la chicha, la cumbia y el rock. Por motivos de tiempo, no pude llegar a disfrutar de los dos últimos monstruos mencionados, así que este intento de crónica comienza desde el segundo en aparecer, Rafo Ráez.

Rafo Ráez, con sus agresivas pero a la vez delicadas canciones, logró envolver al temprano público en una inusual y lenta danza, en donde muchos no dudaron en levantar las palmas al ritmo de sus caricias musicales.

Mientras los asistentes esperaban disfrutar el ritmo de la tercera banda, una rápida silueta, casi corriendo y de un salto, subió a la tarima. Se trataba del emblemático Raúl Montañez, quien, con la compañía de una guitarra acústica y la ayuda de un voluntario baterista, pudo ofrecer una fugaz explosión musical.

La agrupación Vaselina era la siguiente en tocar. Un ansioso Salón Imperial, entre gritos, pedía bailar rockabilly. Entre canción y canción, el carismático y admirado vocalista, bromeaba con los asistentes, quienes supieron responder de la mejor manera.

El alborotado publicó bailó con cada una de las melodías que la banda ofreció. El momento susceptible llegó con “Jessica”. Escuchar los primeros acordes de dicha interpretación fue suficiente para comprender que en aquel áspero y bravío local del Jirón Cailloma también puede llover.

Un sorprendente e incansable público se encontraba dispuesto a seguir cantando, pogueando, viviendo; y lo demostró así al recibir a la cuarta banda programada, Procrastinación 1 – Yo 0. La cuota de emo y post hardcore que P1Y0 puso a la noche fue la nave que a través de la melancolía, el dolor y la fuerza logró transportar, a muchos, a las vivencias de la adolescencia.

La quinta banda programada en la noche fue 3 Al Hilo. Tras 20 años en la escena, la banda que no puede dejar la pichanga hizo realidad una noticia que días atrás anunció: la grabación de su primer videoclip. La banda tocó sus clásicas canciones y un par de temas de su próximo disco. La complicidad que se formó, en cada canción, entre la banda y el alborotado público violentó cada fotograma registrado en aquella filmación.

El agitado recinto, dignamente decorado por los estragos de la noche, se preparaba para recibir a Morbo. La banda, como de costumbre, desató uno de los más grandes pogos de la noche. El tumulto recibió, sin intentar defenderse, cada golpe musical que Morbo lanzó. La intensidad que se desarrolló fue desmesurada. Manillas, durante un instante reposó en brazos del público.

Aeropajitas fue la siguiente banda en la noche Cósmica. La agrupación, en la totalidad de su presentación, estuvo acompañada de repentinos coristas del público que constantemente subieron al escenario. Cada uno de estos lograba cantar una parte de su canción preferida y se lanzaba al público. Fueron tantos lo que se abalanzaron a los asistentes, que hasta El Topo también se animó a hacerlo.

Eran poco más de las 11 de la noche cuando el público, enérgico aún y sin poder haber realizado descanso alguno, se vio atrapado por la fascinante fusión rocanrolera de Los Mortero. La banda, que hace un corto tiempo celebró 12 años, invadió cada rincón de lugar, llenó cada vaso de cerveza y sacudió cada alma presente en la noche.

Cuando el público vio a Cuchillazo pisar escenario, enloqueció. Los asistentes a la celebración por los 5 años de Cósmica Discos sabían que “La Máquina” había llegado para hacer arder el Salón Imperial. Cada tema irradió toda la fuerza de la banda, como para nutrir al público del combustible necesario para poder sobrevivir a la iracunda presentación.

Era casi la 1 am y el momento de Héroe Inocente había llegado. La banda de punk rock ya se encontraba sobre la tarima. Fue suficiente, para el público, escuchar a la banda pronunciar “Y es que a su memoria, hoy queremos entonar, gritar…” para responder como una sola voz “… ¡Que los punks nunca mueren!” y suscitar un brutal y desenfrenado baile. En donde los plásticos recipientes de alcohol y agua fueron disparados por los aires, en donde la música se volvió alas para muchos, en donde los puños danzaron al compás del momento.

El turno del Ska, en la noche de los 5 años de Cósmica Discos, llegaba por parte de La Maldita Costumbre. Imparables, ejecutaron canción tras canción. Sus infernales armonías pusieron a bailar íntegramente al Salón Imperial. Tras un sinfín de melodías, la banda se despidió de la noche con la colaboración de Mauricio Vicente, de Los Mortero.

Aquella noche se aplaudió la autogestión, se elogió al compromiso y la dedicación, se vivieron los 5 años de vida del sello independiente Cósmica Discos.


 

Lee también:

Boletin Subte Rock
Discos, Polos y Entradas GRATIS para Conciertos

Suscríbete y recibirás por email cada artículo que publiquemos. Además, participarás en el sorteo permanente de discos, polos y entradas gratuitas a conciertos.

Tu privacidad está garantizada. No alquilaremos ni venderemos tu email a terceros.

¿Participas dejando un Comentario?

comentario(s) publicado(s) hasta hoy. Falta el tuyo.

(Visited 250 times, 1 visits today)

About The Author

René Rodríguez

Arranqué este viaje en el 93 - al parecer bastante tarde - y en medio de este, una vez casi fui arquitecto, pero me di cuenta que me gusta más destruir que construir. Desde hace un tiempo una cámara se volvió un pasajero más en este recorrido, que de vez en cuando se detiene en la diversidad de esta vieja ciudad. Actualmente soy estudiante de publicidad.

Related posts

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *