970×90
970×90
Patsy Adolph y su Experiencia con el Rock Subterráneo

Patsy Adolph y su Experiencia con el Rock Subterráneo

rock subterraneo vuelve a atacar lima
Afiche del concierto “El rock subterráneo vuelve a atacar Lima. Diseño: Leo Escoria.

Jorge Vélez de Villa gentilmente coordinó esta entrevista con Patsy Adolph. Patsy fue la primera periodista que realizó un reportaje sobre el rock subterráneo para la televisión peruana hace casi 29 años. Este informe fue transmitido por el Canal 9 e incluyó entrevistas y videos de la primera fecha del concierto organizado por Ave Rok, El Rock Subterráneo Vuelve a Atacar Lima, que tuvo lugar el 18 y 19 de octubre de 1985 en la Concha Acústica del Parque Salazar de Miraflores (donde ahora se encuentra el Centro Comercial Larcomar). En esta primera fecha participaron las bandas: Autopsia, Escuela Cerrada, Guerrilla Urbana y Leusemia. La instalación fue diseñada y hecha por Herbert Rodríguez y Los Bestias y el poster del concierto por Leo Escoria. Patsy fue muy abierta con nosotros y mandó saludos a la gente de la movida y en especial a aquellos con los que conversó esa noche.

¿La idea de cubrir el concierto El Rock Subterráneo Vuelve a Atacar Lima fue idea tuya o de los productores del programa?

Son casi 30 años desde que hice este reportaje, así que estoy tratando de recordar los detalles. Yo crecí en Miraflores, cerca al parque Salazar y asistía a las actividades culturales en la concha acústica. Me pareció extraño que en ese sitio donde yo iba a ver ballet se organizara un concierto de rock. Sabía de la existencia del rock subterráneo antes de hacer este reportaje, pero nunca había ido a un concierto, no sabía que pasaba. Sabía que era algo muy escondido, muy soterrado que nadie conocía, “tenebroso”, por eso me pareció muy extraño que se dé un evento de esta naturaleza, al aire libre en una zona de conciertos clásicos y ballet. Conversé con mi productor y ambos acordamos que valdría la pena cubrir el evento y hacer un reportaje. Fuimos sin hacer contacto con los organizadores. Nos aparecimos temprano y conversamos con los que estaban a cargo del evento ese mismo día y nos dieron permiso para usar su consola y obtener el audio directo. Todo fue en el momento. Todo se hizo muy fluidamente y de manera espontánea. Nadie se palteó con nuestra presencia y además no fuimos con la intención de fastidiar a nadie. Yo misma edité el material y no entiendo por qué se hizo todo un bolondrón después y se llamaron a psicólogos (Baltazar Caravedo y Telma Rossi) y hasta a sacerdotes para discutir este asunto en el programa. Para mí todo fue muy natural, no entendí por qué la conductora del programa describió el evento como algo violento, como si los chicos fueran inadaptados. Me pareció que la respuesta fue un poco exagerada, aunque fue la primera vez que se cubría algo así en señal abierta.

…con una clara postura anárquica y lenguaje soez expresaron su rechazo hacia la sociedad en que vivimos. Debemos señalar que el auditorio que vibró con este espectáculo musical estuvo conformado por adolescentes y jóvenes de los extractos socioeconómicos más opuestos. Quienes en determinados momentos, quizás como parte de su diversión y liberación empezaron a atacarse entre ellos.

¿Qué impresión tuviste tras realizar el reportaje, ¿Cambió tu modo de pensar sobre la movida subterránea, sobre los músicos, sobre los entrevistados?

Claro! mi impresión sobre el rock subterráneo cambió. Fue un choque para mí entrevistar al hijo del director de la sinfónica nacional, Leopoldo La Rosa (Leo Escoria, Leusemia), quien estaba haciendo algo tan distante a lo que hacía su padre y que me hablara como me habló. Parecía un poco perdido al comienzo, pero después noté que tenía sus cosas muy claras. Y, tiempo después, reconocer a Pedro Cornejo en otras circunstancias. Lo que fue un choque para mí fue ver a uno de mis primos menores entre los chicos gritando “anarquía” y saltando en el pogo.

¿Qué pensaste del pogo?

Me asusté al comienzo. Nunca había visto algo así. Me llamó la atención que se tiren del escenario y se golpeen entre ellos. Me pareció algo violento. Después alguien me lo explicó y entendí al toque. Lo vi más detenidamente y noté que no trataban de hacerse daño entre ellos. A todos se les veía felices.

¿Notaste presencia femenina en el concierto?

No recuerdo que ninguna chica cantara en algún grupo. No recuerdo haber visto mujeres. Me imagino que en esa época era cosa de chicos hacer bandas de rock. El rock subterráneo era cosa de hombres. Ni siquiera me sorprendió no ver mujeres porque me pareció lógico en ese momento no verlas. Las chicas no hablábamos lisuras (risa). Hace 30 años hubiera sido muy raro ver chicas golpeando y pateando, como se hacía en los pogos.

¿Para tí el rock subterráneo reflejó lo que se vivía en los ochentas (inflación, pobreza, terrorismo, falta de oportunidad para los jóvenes)?

Patsy Adolph 1
Arte: Herbert Rodríguez.

Vi que fue un desfogue, una forma de expresión para esos jóvenes y lo decían con todas sus letras. Me pareció que decían las cosas como son. Me asusté un poco con el lenguaje que usaban, ya que en ese entonces lisuras no eran empleadas en las letras de las canciones, pero eso es todo. Hablaban del descontento juvenil. Creo que esto no fue solo un reflejo de la época. En previas generaciones, los jóvenes también han expresado su descontento, por distintas razones, pero los jóvenes han buscado siempre expresarse de alguna manera y la música es lo más sano que no hace daño a nadie.

Un polémico reportaje de Alamo Pérez Luna presentado en Canal 4 en 1996 asoció al rock subterráneo con Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru y exploró la presencia de elementos subversivos dentro de la movida. ¿Tenías conocimiento de alguna vinculación entre Sendero y el rock subterráneo cuando realizaste tu informe?

No, para nada. En 1985 no encontré ni escuché de ninguna relación entre los grupos subversivos y el rock subterráneo. Hablaban mucho de la “sociedad de M.”, del terrorismo, de la represión. A mí me quedó claro que los subterráneos criticaban a la sociedad y que percibían al terrorismo como una cosa mala. La policia estuvo en el evento y todo estuvo muy tranquilo y civilizado. Si quieres decirlo, yo salí encantada del concierto.

¿Te gustaría agregar algo?

Espero que los jóvenes sigan expresándose sin barreras, que no estén escondidos, que salgan a la palestra y se expresen contra la injusticia. Salgan a las calles, ese es mi consejo.

Boletin Subte Rock
Discos, Polos y Entradas GRATIS para Conciertos

Suscríbete y recibirás por email cada artículo que publiquemos. Además, participarás en el sorteo permanente de discos, polos y entradas gratuitas a conciertos.

Tu privacidad está garantizada. No alquilaremos ni venderemos tu email a terceros.

¿Participas dejando un Comentario?

comentario(s) publicado(s) hasta hoy. Falta el tuyo.

About The Author

Fabiola Bazo

Fundadora y Administradora de Subte Rock. Profesora Adjunta de Estudios Latinoamericanos en la Universidad Simon Fraser en Vancouver, Canadá. Autora del libro "Desborde Subterráneo. 1983-1992" sobre la escena de rock subterráneo en Lima.

Related posts

11 Comments

  1. Fabiola Bazo

    Este es un resumen de la conversación que Jorge Vélez de Villa y yo tuvimos con Patsy Adolph. Patsy compartió con nosotros sus observaciones del concierto El Rock Subterráneo Vuelve a Atacar Lima (octubre 1985).

    Reply
  2. Fabiola Bazo

    Miryam Antunez De Mayolo , se trata de Pedro Cornejo, el cantante de Guerrilla Urbana.

    Reply
  3. Manuel Ayllón

    Oe Chimi buen documento pero me cago de la risa viendo a Baltazar Caravedo listo para opinar del tema…. JAJAJAJAJAJAJAJAJA….

    Reply
  4. Kmot Bazo

    Fabiola Bazo Sería interesante que conversaras con El Anti… que tiene un gran peso en este reportaje… Esta sociedad es una basuuura, es una basuuuuuuura!!!!!

    Reply
  5. Herbert Rodríguez

    Por esos años con Alfredo Márquez y Julio Montero tenía una estrecha amistad, por un lado generaba carteles para escenografías portátiles y Los Bestias me apoyaban en el montaje, eso es lo que pasó en la escenografía de este concierto, y, a Julio Montero que estudiaba Comunicación en la de Lima, lo conocí como en el montaje de Eréndira (Comunidad de Lima)… Alfredo, Julio y yo compartíamos la idea de generar un movimiento artístico, ojo, era una idea que era parte del ambiente de época, de intensa creatividad contestaría, revulsiva, anti-todo… menciono esto porque la onda Bestia, lo del registro que hizo Julio en Grito Subterráneo, es lo extra musical de este evento que ha quedado como un hito cultural… Y siempre tengo presente que el impacto mediático de la primera ola subte le debe mucho a la resonancia en prensa de sus conciertos, esto es, a la labor de difusión y contextualización de Oscar Malca con su artículos en La República, sin olvidar el fanzine Alternativa Subterránea de Pedro Cornejo.
    La frase-cartel “La destrucción también es creación” tiene inmediata resonancia al caos destructivo-sanguinario-alucinado de sendero… habiendo sido encargado por Rossell de Ave Rock de hace la escenografía de este concierto para el que generé carteles, objetos, collages, puedo decir con firmeza que para nada había predica o apología de la VIOLENCIA POLÍTICA que por eso días ponía a peruanos de los andes entre dos fuegos, y que aquí en Lima observábamos en las noticias y fotos de fosas comunes a los torturados-desparecidos por las fuerzas de seguridad del gobierno.
    Este concierto se dio en pleno inició de la primera ola subte…

    Reply
  6. Fabiola Bazo

    Herbert Rodríguez, gracias por dar más luz y contexto a la nota, especialmente para aquellos que no vivieron esos años del conflicto interno. Es importante destacar también quienes se encargaron de la escenografía en ese concierto. Añadiré ese detalle a la nota. (Julio Cesar Montero, Alfredo Márquez).

    Reply

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *