El concierto de Los Mojarras en el Teatro Segura (1992)
Photo Credit To Annie Buengeroth. Archivo de Kike Larrea

El concierto de Los Mojarras en el Teatro Segura (1992)

El viernes 10 de julio de 1992, un mes después de que saliera Sarita Colonia a la venta, se presentaron  Los Mojarras  en el Teatro Segura en el Centro de Lima. Por primera vez, el rock de El Agustino dejaba el espacio de las polladas, las fiestas comunales del distrito, los conciertos improvisados del barrio, para ocupar un espacio reservado a la cultura oficial.

En menos de un mes, “Sarita Colonia” daba que hablar, sobre todo en medio de los círculos de conocedores, gracias a un “boca a oreja” iniciado durante los dos meses que grabábamos en el estudio. El grupo era en ese momento observado con gran curiosidad y considerado una promesa.

Los Mojarras. Daniel Pajuelo
Artículo de El Comercio sobre la presentación de Los Mojarras en el Teatro Segura, con dos fotos de Daniel Pajuelo tomadas esa noche.

Un día de marzo o abril recibí, en mi oficina de Talleres de Fotografía Social (TAFOS), una llamada del director del Suplemento Luces del diario El Comercio, Mario Sifuentes, un desconocido para mí en ese entonces (y hoy, gran amigo). Mario me dijo que había escuchado el casete (a pesar de que este todavía no estaba a la venta) y que lo consideraba como algo extraordinario.

Me pidió entonces hacer una nota sobre el grupo. Acepté inmediatamente. Mario cayó al día siguiente en el estudio con un fotógrafo y entrevistó a todos los integrantes del grupo en ese momento.

La semana siguiente, el artículo fue publicado ¡a doble página central! A partir de ese momento, mi teléfono no paró de sonar. Y una de esas llamadas fue la de un entrañable amigo, ingeniero de minas y destacado hombre de negocios, Juan Carlos Ramírez, quien seguía un curso en la ESAN.

Él me dijo que, con un grupo de estudiantes, estaba realizando un estudio sobre emprendedores emergentes en Lima, y le parecía que la historia de aquella banda desconocida de rockeros de El Agustino que apareció a doble página en El Comercio era perfecta para su estudio.

Los Mojarras. Sarita Colonia
Portada y contraportada del primer álbum de Los Mojarras (1992). Arte: Intervención de foto de Jaime Rázuri.

Los Mojarras en el Teatro Segura

En ese momento yo estaba buscando la manera de organizar un concierto de lanzamiento de Sarita Colonia, que estuviera a la altura del esfuerzo realizado. Al finalizar nuestra conversación, Juan Carlos me preguntó: “¿Y qué podríamos hacer en retribución para el grupo?” Yo aproveché la oportunidad y le respondí sin titubear: “Financiar un concierto en el Segura”. Sellamos el acuerdo con un apretón de manos.

El paso siguiente fue entonces conseguir el teatro. Yo, ingenuo y sin experiencia, pensaba que era fácil, que bastaba simplemente con pagar. Craso error. Me presenté en la Municipalidad de Lima para hacer el trámite y me dijeron que se necesitaba la autorización del director del teatro.

Fui entonces a hablar con el director, quien me preguntó cuál era el género del grupo. Yo lo dije rock. Me respondió tajantemente que ningún grupo de rock se presentaría en el teatro, sobre todo un grupo desconocido de El Agustino. Insistí e insistí y la respuesta fue siempre: no. Me retiré entonces de su oficina, asado y frustrado, pero, antes de partir, dejé sobre su escritorio el casete y mi número de teléfono.

Esa misma noche recibí la llamada del director, quien me llamaba desde su casa. El tipo estaba emocionado, me dijo que el álbum lo había “alucinado”, que él era provinciano y que le parecía que esa música era auténtica música de provincianos. Me propuso entonces, para asegurarnos la aprobación del regidor de cultura del Municipio, presentar al grupo como grupo folklórico. Con el permiso en el bolsillo, hicimos el concierto. Y el director estuvo en la primera fila y, al final, estaba tan emocionado como los miembros del grupo.

El concierto fue una noche maravillosa. Una verdadera noche de amistad, de comunión, de realización y de triunfo. El final de un largo camino. Todos lo sabíamos cuando nos abrazamos eufóricos apenas caído el telón. Todos nos sentíamos protagonistas de esa increíble historia. El público del Agustino, que abarrotó la sala y no paró de bailar y aplaudir, y los músicos: Cachuca, Enrique, Dany, Kilo, Pulpo y yo, absolutamente felices.

Los días siguientes al concierto, rápidamente pude darme cuenta de que la historia sólo estaba comenzando, y que se abría una nueva etapa para el grupo. Una semana después, recibo la llamada de Nilver Huarac, conocido productor de eventos de chicha. Él me contó algo que hoy me parece una leyenda, una increíble leyenda. Nilver me dijo que había asistido al concierto, en un balcón, ¡al lado de Chacalón! Y que Chacalón había adorado el concierto y nos proponía abrir su próximo concierto en la Carpa Grau. ¡Para el grupo, fue la consagración definitiva! Un trofeo más valioso que un Grammy.

Para mí, personalmente, ese concierto en el Segura tiene un significado muy especial, porque fue el único que hice con Los Mojarras ejecutando el repertorio completo de Sarita Colonia. Y, curiosamente, esa noche fue para mí una noche de despedida. Hacía ya un par de años que había dejado de trabajar en El Agustino, pero nunca había tenido realmente la oportunidad de despedirme.

Ese concierto fue para mí la oportunidad de devolver un poco, un poquito, de todo lo que había recibido durante los 10 años que viví en medio de ese pueblo pujante, luchador, de esa gente maravillosa, alegre, orgullosa y optimista, aún en los años más sombríos de la historia del Perú.

Y tan llena de cultura, tradición y música. Fue la oportunidad de agradecerles por todo lo que me habían dado. El Agustino me forjó como persona y como músico. Fue y será mi barrio, hasta el final de mis días. Tres meses después, me embarcaba en un avión con destino a Francia, para empezar una nueva vida. En octubre de 1992.

El día sábado 10 de octubre de 1992, a víspera de mi partida a Francia, interpretamos todos los temas del álbum recién nacido, Sarita Colonia, en el Club Huánuco.

Este segmento de seis minutos fue grabado y editado por Carlos Melgarejo y está registrado en una cinta con extractos de varios conciertos de Los Mojarras en la época. Carlos Melgarejo rotuló la cinta como: Los Mojarras Mix by Carlos y lo puedes ver en el canal de YouTube de Rolly Necio. Puedo ver este video después de 26 años. No imaginé que existía esta grabación y  que me permitiera volver a vivir esa emoción, como si hubiera sido ayer. ¡Gracias, Rolly!

LOS MOJARRAS – Teatro Segura, 1992

Los Mojarras (1990) se formó en el populoso distrito de El Agustino en Lima, Perú y son un símbolo de multiculturalidad. A diferencia de los subtes, Los Mojarras abrieron espacio para la Lima Provinciana en la escena de rock. Vigorosa y efectivamente fusionaron lo limeño con lo provinciano, lo urbano con lo rural, en un momento en el que existían mínimos vasos comunicantes entre géneros musicales como el rock (rockabilly, blues, pesado), la chicha y la música andina (chicha, huaino y saya).

Hernán “Cachuca” Condori, su vocalista, cantaba boleros antes de unirse al grupo. Él encontró en el rock un vehículo no solo para manifestar su malestar, sino también su rabia y rebeldía. Sus composiciones expresan de manera muy veraz y sin tapujos experiencias de la juventud de clases populares en Lima: pobreza, marginalidad, exclusión, discriminación y racismo hacia el provinciano:

Vine a El Agustino de once años desde el barrio de San Luis, donde mi papá y mi abuelo eran tratados como porquerías de tercera”, refiere Cachuca. “Serrano por aquí, serrano por allá: así me tenían y me lo decía mi propia gente. Podía entender que lo hiciera un gringo, pero no entendía el autorracismo”. (Fidel Gutiérrez, Variedades #365, 25 de abril de 2014, p.4)

Los Mojarras – Sarita Colonia(1992) 09 – Hipocresia infernal

Los Mojarras debutamos en el segundo Agustirock (festivales organizados desde 1989 por los Grupos Rockeros Agustinianos Surgiendo Solos – GRASS) en 1990 con la siguiente alineación: “Cachuca” en voz, Enrique Solano en el bajo y Dany Tayco en la batería, y yo en la guitarra.

Aquella noche interpretamos 5 temas que se convirtieron en hits instantáneos: “Cachuca”, “Hipocresía Infernal”, “Cayara”, “Sarita Colonia” y “Babalúa”.

AGUSTIROCK 25 AÑOS 1989 – 2014

Temas del grupo fueron parte de soundtracks de las telenovelas “Los de arriba y los de abajo” (1994) y “Tribus de la calle” (1996). También lo fueron de la película de Augusto Tamayo “Anda, corre y vuela” (1995) y de la miniserie “Los Choches” (1996).

A pesar de su popularidad, el estilo de rock de Los Mojarras no fue aceptado por algunos rockeros limeños. Durante su primer concierto fuera de El Agustino recibieron comentarios como “el rock es para otros” (Fidel Gutiérrez, Variedades #365, 25 de abril de 2014, p.4)

Los Mojarras. Banda peruana
Los Mojarras tocando en un concierto en Carmen de la Legua. Foto de Daniel Pajuelo. Archivo de Kike Larrea.

“Solo los pitucos graban”

Cuando sugerí a mis compañeros el grabar un álbum en el estudio de Miki González, la respuesta fue “solo los pitucos graban”. Tuve que casi arrastrarlos. Este primer álbum, Sarita Colonia, fue grabado en ocho pistas y tomó dos meses de intenso trabajo con Wicho García (Narcosis, Mar de Copas) como ingeniero de sonido y yo como productor. Miki González tocó en dos temas.

Los Mojarras. Miki y Cachuca
Miki González y Cachuca. Foto: Página de Facebook de Los Mojarras.

El álbum en formato casete saldría a la venta en junio de 1992. Y a los pocos meses, Los Mojarras fuimos invitados al programa de Tulio Loza, “En la mira del éxito”, para participar de un micro concurso de rock por un premio de 300 soles.

¡¡¡La primera aparición  en televisión!!! La recuerdo como si fuera ayer. Apenas llegamos al set se me acercó la productora, me dio un pequeño briefing sobre el programa y me pidió que me prepare para la entrevista después de la canción. Yo le digo que el cantante no soy yo, sino Cachuca. Ella, con un guiño cómplice, me dice: “prefiero que seas tú”. Lógico, pensé yo, ¿dónde se habrá visto rockeros cholos? Terminada nuestra presentación, di dos pasos atrás y el Cholo (mira pues) Loza se quedó solo con Cachuca.

En ese mismo programa se presentó también Combustible, un grupo del subte César N. El público declaró por votación un empate entre Combustible y Los Mojarras. Los Mojarras con su gran desenfado, gusto por la cámara y deseos de alcanzar el éxito comercial tenían una imagen muy diferente a la de Combustible, y especial de su líder, César N., quien se mostró renuente a la cámara y esquivo con las preguntas del presentador. Gracias nuevamente Rolly Necio pro rescatar este video.

LOS MOJARRAS en la mira del éxito


Lee también:

Boletin Subte Rock
Discos, Polos y Entradas GRATIS para Conciertos

Suscríbete y recibirás por email cada artículo que publiquemos. Además, participarás en el sorteo permanente de discos, polos y entradas gratuitas a conciertos.

Tu privacidad está garantizada. No alquilaremos ni venderemos tu email a terceros.

¿Participas dejando un Comentario?

comentario(s) publicado(s) hasta hoy. Falta el tuyo.

About The Author

Kike Larrea

Guitarrista de la primera formación de Los Mojarras y productor de su primer álbum, Sarita Colonia (1992). Vive en Francia desde 1992, donde continúa sus estudios de música y guitarra y participa en diversos proyectos de rock y fusión.

Related posts

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *