970×90
Grito Subterráneo: Memoria de lo que algunos no vivieron

Grito Subterráneo: Memoria de lo que algunos no vivieron

El Grito Subterráneo. Hubo un tiempo donde la violencia era el pan de cada día, generada por la indiferencia, por una venda que tapaba los ojos al pueblo de lo que realmente sucedía a su alrededor. Tiempos en donde estabas o con la violencia generada por el terrorismo, o con la violencia generada por el gobierno, o quizás podrías ser indiferente.

¿Qué sucede cuando no deseo ser indiferente, cuando la violencia me enferma y no deseo estar callado?

El Rock Subterráneo como expresión y movimiento fue quizás una respuesta a dicha interrogante. Julio César Montero, vocalista de Sin Kura, nos cuenta cómo fueron aquellos años de la década del ochenta en la escena local, a través de su documental El Grito Subterráneo.

el grito subterraneo flyer

Un contexto lleno de incertidumbres e inseguridades siempre generará un movimiento contestatario, de jóvenes dispuestos a hacerse oír.

Bandas como Narcosis, Leusemia, Guerrilla Urbana, Voz Propia, entre muchas otras, nacieron de esta manera, marcadas por la violencia, es entendible el surgimiento de un movimiento punk o genéricamente Rock Subterráneo.

Más de una vez he oído a amigos míos decir que les hubiera gustado nacer en los 80’s, que la música era mejor y demás idealismos, me pregunto si alguno se ha puesto a pensar en lo complicado que fue dicha época para nuestro país, o es acaso que la memoria nos falla o que hoy en día la radio y la televisión nos venden ideas como que todo tiempo pasado fue mejor.

Hoy mi generación disfruta a plenitud del internet, la velocidad con la que se consigue información por este medio es impresionante. Aun así añoran tiempos donde tenías que salir a buscar lo que te gustaba, allá afuera, al mundo real.

El Grito Subterráneo – Primeros 20 Minutos

Tiempos de toque de queda, de convulsión, donde podías ser acusado de terrorista o tal vez terminar convencido por estos de unirte a sus filas. Tiempos para valientes y con esto no digo que hoy no lo seamos, pero no creo que en nuestras condiciones muchos hayan perdurado en sus ideales como sí lo hizo la escena subterránea que cada vez disminuye o quizás esté evolucionando.

Tiempos de Fanzines, de tocadas precarias, de “hacerlo por ti mismo”, de compromisos y de igualdad. Se evitaba idolatrar a los músicos, pues todos estaban en la misma condición, todos compartían una misma rabia y horizonte o tal vez hubo diferencias, hay cosas que no quedaran claras, pero es un hecho que en el Pogo todos eran iguales.

Tiempos de tomar las calles y llenarlas de arte, de textos en las paredes, collages, de generar incomodidad, de hacerse oír, costumbre y actividades que hoy veo menguar.

Ser un subterráneo en aquellos tiempos respondía a todo esto y a muchas cosas más que ni sus mismos protagonistas podrían explicar, pues hubo cosas que se quedaron en el olvido sea por los excesos o porque no vale la pena recordarse, pero la rabia y el deseo de gritar al mundo tu incomodidad e inconformidad, eso no se ha olvidado.

Repito, hoy los tiempos han cambiado, sin embargo vivimos aún en un mundo violento, con la diferencia que tenemos grandes revolucionarios intelectuales de escritorio y de computador.

La proyección del documental El Grito Subterráneo se dio en el Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión social, en el ciclo de cine “Radiografía sociocultural de un país“, un buen recinto para hacer memoria de lo que a algunos no nos tocó vivir.

El Grito Subterráneo – Parte 4 (No Helden)

La proyección terminaba entre aplausos y preguntas, algunas que yo consideré por demás intelectuales, y sin embargo temo yo también ser de ellos, temo ser un pseudo intelectual detrás de un ordenador tratando de conocer más algo que no me tocó vivir en vez de vivirlo.

Por eso hoy a mis contemporáneos les preguntaría si se consideran subterráneos, si creen que es válido el término en estos tiempos, si aún existen los punks; pues si te consideras uno de ellos me pregunto qué has hecho para merecer el título y si aún no has hecho nada y esperas que alguien lo haga para seguirlo entonces no perteneces a este movimiento, pues eso es lo que es, un estado de no quietud, de movimiento.

Y a aquellos que sí lo vivieron ¿qué pasó con ustedes?, aún siguen sus ideales, aún aman la música como antes o se han aburguesado y se han acomodado a los nuevos tiempos. Hay fuegos que no deben apagarse, por más complicado que parezca, aunque debamos llevar una vida de saco y corbata por las mañanas.

Nadie nació fuera de época, creo yo, a cada uno nos toca vivir experiencias nuevas, podemos aprender del pasado, admirarlo quizás, pero el pasado no existe y no surgirán nuevos gritos si no nos atrevemos a gritarlos.

Las copias en VHS del documental El Grito Subterráneo fueron escondidas por buen tiempo en el jardín de Julio Montero, en una caja, literalmente en una condición ‘subterránea’ de donde ha vuelto para hacernos oír su grito.

Boletin Subte Rock
Discos, Polos y Entradas GRATIS para Conciertos

Suscríbete y recibirás por email cada artículo que publiquemos. Además, participarás en el sorteo permanente de discos, polos y entradas gratuitas a conciertos.

Tu privacidad está garantizada. No alquilaremos ni venderemos tu email a terceros.

¿Participas dejando un Comentario?

comentario(s) publicado(s) hasta hoy. Falta el tuyo.

About The Author

Anderson Avila

Contador titulado. Se auto define también como "un intento por ser escritor". Amante de la música en sus diversos géneros, sabores y colores. Para los amigos es el Señor Naranja o Mr. Orange.

Related posts

4 Comments

  1. Kmot Bazo

    A mi lo que me extraña es que, con los tiempos que vivimos ahora, los jóvenes no tomen una postura al respecto. Mucha indiferencia y egoísmo.

    Reply
  2. Kmot Bazo

    A mi lo que me extraña es que, con los tiempos que vivimos ahora, los jóvenes no tomen una postura al respecto. Mucha indiferencia y egoísmo.

    Reply

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *