970×90
Arequipa Subte: Rock Subterráneo en Arequipa, Perú
Photo Credit To Mauricio AV

Arequipa Subte: Rock Subterráneo en Arequipa, Perú

A continuación te dejo una crónica sobre Arequipa Subte de Néstor Zapata donde relata el surgimiento de la escena subterránea en la ciudad de Arequipa, Perú a mediados de los 80s. Es complementaria a la entrevista que realizó Jessey Thewitch Ruth a Memo Salas, director del documental El Síndrome Arekipunk, hace un par de años para el webzine y que cubre una etapa posterior de esta escena.

Arequipa Subte

A finales de la década de los ochentas se vivía un ambiente politizado, el Perú y Arequipa eran un polvorín, la guerra interna estaba en auge y había consolidado diversas brechas sociales con el pueblo en medio de este fuego cruzado.

Alan García Pérez, como presidente en su primer mandato (1985-1990) nos había llevado al colapso económico: hiperinflación, recesión económica, devaluación de la moneda (inti, inti millón, cheque billete, vituperado dólar MUC), estatización de la banca. En lo cotidiano eso se reflejaba en paquetazos semanales y acaparamiento de los productos alimenticios. Los precios eran inestables y por tanto generaban inmensas colas para conseguir tales productos que proveían las mesas familiares peruanas. En este contexto de crisis económica y violencia política irrumpe la escena subterránea en Arequipa.

Las primeras expresiones de achoramiento del rock las encontramos en el grupo PBC (formado a mediados de los 70s) y Pánico Metálico (estos últimos sacaban covers de bandas heavy metal) quienes se presentaban en limitados escenarios. La primera banda que se autodenominó Hardcore Punk fueron los lisurientos e irreverentes Lia y los indeseables. Uno de los conciertos más recordados fue ese año, 1986, en el coliseo Arequipa con la llegada de la banda PAX de Lima.

Arequipa subte

1988

En diversos barrios de la Ciudad Blanca como la Apacheta, Selva alegre, Miraflores y Mariano Melgar, surgieron jóvenes con actitudes críticas y gustos disimiles de música dentro del “underground”. Es así que se forman bandas como Cuarto Cerrado, Féretro, Eliminator, Tenacer y Oxxo, entre otras, que dieron el inicio a la movida subterránea, “subte”, arequipeña a partir del 88, a excepción de Cuarto Cerrado que nacería en 1987.

Uno de los grupos más importantes para la época fue Cuarto Cerrado, quienes en sus inicios se enfocarían en el Punk con temas como “rock del huevo” (1987) y en los 90s entrarían al Thrash, incluso al Heavy Metal. Este grupo tocaba en verbenas y espectáculos “públicos” compartiendo escenario con grupos de la época, ya que era muy difícil tener un espacio propio, llevando su mensaje a todo tipo de gente. Grabando para la posteridad un tema oficial “el poder del mal” quedando en el tintero virtuosos trabajos como “pelea”, “demonios del infierno” y “sobre la marcha”.

arequipa subte
Cuarto Cerrado

No se puede obviar la aparición del primer fanzine en la zona sur del Perú, el irreverente Aniquilamiento Brutal que sería determinante para el surgimiento de la movida Metal e inspiración para futuras publicaciones en Arequipa, como Ráfaga de Cólera, Pesadilla, carroña y Necropurulence. (Nótese menciones de bandas subterráneas limeñas en las carátulas adjuntas)

arequipa subte
Segundo número del fanzine Aniquilamiento Brutal editado en 1989.
arequipa subte
Tercer número del fanzine Aniquilamiento Brutal editado en mayo 1990

Por otro lado, el grupo más contundente y radical en este contexto sería Féretro. En ese tiempo Thrash primitivo y visceral, con temas como “Enfermentor” y ”Pueblo de odio”. En 1988 grabarían el lacerante demo “Postumo Lex Satana”. Luego su temática se inclinaría a un plano más social respondiendo a la realidad y coyuntura política.

Arequipa subte
Féretro

Lo paradójico, y nada extraño, es que al disolverse Féretro se gestaría el nacimiento del Hardcore Punk en Arequipa con Acción Violenta y N.N., grupos matrices que dejarían una herencia contundente para futuras generaciones. Acción Violenta crearía verdaderos himnos de batalla como “Caos”,”Iglesias”, ”Banderas” y ”Corrupción” y fue la primera banda que tocó en la ciudad de Lima.

arequipa subte
Acción Violenta

Por su lado N.N., banda combativa y de ruptura, fue un icono dentro del Hardcore protesta con temas clásicos de comando suicida, sellaría sus presentaciones con rabiosas canciones como “No a la intervención”, ”Máscaras” y “Demócratas”.

1990: El Primer Genocidio Metal

El primer concierto subterráneo fue el 24 de marzo de 1990: “El primer genocidio metal, Furia y honestidad”, donde prevaleció el espíritu underground, la actitud y la radicalidad en una Arequipa famélica y cucufata.

arequipa subte

Después del Primer Genocidio se dieron algunos más en diversos lugares, siendo uno de los elegidos el local social de gráficos en la calle Jacinto Ibáñez donde saldrían a la palestra bandas como Sanguinaria, legado de sangre, Inanición, Paranoia, TV67, Herencia Letal y Sacro. Sanguinaria (1989), grupo emblema cuyo trabajo llegaría hasta los albores del 2009 con 5 CDs en su largo trajinar: Mundo en sangre (2001), Entre el bien y el mal (2001), Gladiadores del Metal (2004), Metal Attack (2006) y la Bestia Infernal (2009).

Los antros y Puntos de Encuentro

Lugares habituales donde encontrar gente para reunirse, en un inicio se puso un espacio en la calle mercaderes (supay) parte de la tienda de Singer, donde se vendía material “under”, muchos también paraban en un taco por la calle Muñoz Najar, la casa de tanas se convirtió en una trinchera de apoyo para más de una banda o personaje, ya que no existían salas de ensayo (a excepción de algunas orquestas de salsa o música folclórica, pero no era muy sencillo ir a ensayar por esos lares), ni tampoco instrumentos musicales para las bandas. Se tenían que agenciar de alguna manera con baldes, tapas de olla, guitarras de palo o eléctricas nacionales (Ruiz), muchas veces hechas por uno mismo, por eso la casa de tanas fue un paraíso para muchas bandas.

Existiría también la tienda Hell Raizer donde se movió bastante material, otro de los lugares predilectos fue La Casona de la UNSA, lugar de encuentro para espectar videos metal y otros similares jamás antes vistos en VHS. También se descentralizó la gente en el inefable parque San Francisco, lugar de bohemia y encuentros de amistad, ollas comunes, volanteos, conversas y bastantes actividades matizadas por el caluroso y raspador pisco “de la piedra”. La marca oficial para muchos asiduos subtes.

Llegaría de Lima la tienda Coyote Records convirtiéndose en un lugar donde pulularía gente de la mancha, sin olvidar que en el c.c. Siglo XX (la tía Metal, Mandrágora, Tierra de Nadie) también se expendería material, mas adelante en el c.c. El Panorámico y la Gran Vía (Transgresor, Underground, etc.) serían puntos de encuentro por la permanencia de tiendas “underground” que hasta el día de hoy siguen en la brega.

1992

La escena en general no estaba ajena al panorama político a la cruenta dictadura de Fujimori (1992-2000). En 1990 se implementó el “shock” económico buscando la re-inserción del Perú al mercado mundial en un intento de pasar del populismo caduco a la receta neoliberal, trayendo consigo una ola de privatizaciones, por tanto el desempleo masivo, junto al repliegue democrático con el autogolpe de estado del 5 de abril de 1992. Un panorama de agitación y violencia política en las cicatrices del Perú profundo y las emergentes ciudades, cargada de impunidad, rabia y desesperanza en medio de matanzas, persecución y des-institucionalidad.

El gobierno de Fujimori-Montesinos junto a las FFAA había llevado al colapso el estado derecho instaurando un régimen vil y asesino creando grupos paramilitares que una vez mas sesgarían la historia de un Perú venido a menos y al frente estaba la lucha de grupos subversivos (MRTA, Sendero Luminoso) que radicalizaron aun más su accionar en medio de un imaginario colectivo de frustración y hambre. Esto da inicio a una dura y violenta represión.

Los jóvenes en esta época estaban condenados al letargo, silencio y olvido, es por eso que se justifica la desesperación de una generación de jóvenes que no veían otra manera de expresar la desesperanza, los sueños de libertad, rebeldía, y el descontento que se vivía en este contexto de la realidad nacional, tanto así que grupos como Legado de Sangre dentro del Thrash Metal, tendrían una temática sociopolítica. Temas como “Hordas del mal” marcarían esa necesidad de respuesta y protesta como vanguardia generacional.

Anagathon manejaban un marcado rollo político y denuncia con “Chacales del poder” y en esos años le cantarían al quebrado Perú en un mensaje siniestro dentro del cover transformado del grupo mexicano Draksen q lo titularon “Pueblo peruano” dejando en claro que la furia y el desencanto estaban presentes en lo cotidiano de esta generación, el deseo de escupir su rabia en la disyuntiva de ser escuchados o repudiados.

arequipa subte
Anagathon

Paralelamente al surgimiento de bandas, nacen algunos colectivos, o maneras alternativas de organización autónoma, como el P.U.S. (Propuesta Urbana Subterránea) que organizó algunos volanteos plasmando ideas libertarias, junto a boletines contestatarios como “Insurrección”. También en este proceso nace el colectivo Rosa Negra. En 1992 el colectivo “En la Lucha” cuyo rol determinante sería en la difusión de ideas y actividades de protesta ante el sistema imperante.

Todas estas expresiones organizativas fueron aplastadas por la represión, algo paradójico en ese tiempo ya que cualquier posición contestataria ante el sistema era acusada de terrorismo, fue la cultura del miedo y el terror implantada en esta faceta de persecución, tanto así que en diversos conciertos subtes se podía apreciar la infiltración de agentes del servicio de inteligencia, cacería de brujas a la que no estuvo ajena la vituperada escena subterránea.

La naciente escena se caracterizaba por crear continuamente sus propios mecanismos de autogestión económica cultural para solventar su estilo de vida evitando en lo posible estar sujeta a ningún tipo de control institucional, perfilándose como gestores de una movida contracultural. Eso justifica la convivencia de estilos musicales “under” ya que en los conciertos se presentaban bandas Hardcore, Punk, Thrash, Death etc., generando una cohesión y convivencia basada en el respeto y la hermandad. A pesar de tratarse de gente bastante radical supieron habitar en unidad.

Tal situación generó ciertas contradicciones que se plasmaría en la actitud cerrada del subte ante la llegada de gente nueva formando ciertas élites hasta cierto punto infructuosas, llegando al choque frontal contra los llamados “posers”, pero también utilizada algunas veces para la marginación, entre el ego, argolla y orgullo. Pero lo extraño en este contexto era ver gente subte en la calle con esa estética que generaba rechazo ante la gente común, cabello largo o al rape, ropa negra, polos estampados a mano, borceguíes, etc. generaba desconfianza hasta crear estereotipos catalogando a estos jóvenes como vagos, drogadictos, satánicos y demás conceptos que manejaba la tradicional Arequipa.

Más difícil aún era conseguir material en aquellos años. Recorrían de mano en mano cintas regrabadas, fanzines ultra-fotocopiados, VHS en escasez. La precariedad hacia que el valor de esta música sea trascendental para los subtes que casi religiosamente, o como un tesoro, cuidaban esa música, hasta la llamarían “caleta” por lo extraño y raro que podría ser alguna banda o material afín.

Lo ideal muchas veces era el carteo o gente que viajaba y traía material para satisfacer a los sedientos y asiduos seguidores de la mancha. Lamentablemente también existían los maleteros e hipócritas que como pus intentaban carcomer el corpus de la movida, como hasta nuestros días existen, hijos de la derrota, frustrados padres del cinismo. Paralelo a esa efímera situación, era una constante la construcción de la identidad de ser subterráneo, ser REAL era una totalidad, hacer de esto una forma de vida, es decir la simbiosis de ser consecuente y radical, junto a la actitud de respuesta a los estímulos sociales de forma concreta, coherente y hasta romántica.

Encuentro de Lima y Arequipa Subte

La primera banda Hardcore de Lima que llegaría a Arequipa fue Desarme (08 de febrero 1992). Antes de este evento los Genocidios, Agression Thrashcore, Ataque Demoledor y demás conciertos eran exclusivamente de carácter local. En este concierto haría su debut el contundente grupo Death Metal Fosa Común con presentaciones salvajes. Uno de los grupos más trascendentes en la historia de Arequipa que más adelante grabaría el primer demo en estudio, histórico material llamado “Blasfema Iniciación”(1993).

arequipa subte
Desarme en el Genocidio Metal IV

La presencia de Desarme a Arequipa marcaría un hito para la llegada de diversas bandas capitalinas: Hadez, Mortala, P.D.I., Spasm, Mortem y Contumas la seguirían. Descarga y Tétrica, bandas tacneñas también llegaría a Arequipa.

La Previa

El 12 de setiembre de 1992 Abimael Guzmán, líder máximo de Sendero Luminoso es detenido con parte de su cúpula dirigencial, en una casa en un suburbio limeño tras el riguroso trabajo del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) y presentado al mundo vestido a rayas generando un gran show mediático, luego de esta captura se desataría una cacería de brujas a todo tipo de oposición al gobierno fujimorista, tal persecución pasaría a desestabilizar la sociedad civil y sus “fuerzas vivas”, intervención a las instituciones: medios de comunicación, universidades, sindicatos, etc. la movida subte arequipeña no fue ajena a tal situación, hubo gente detenida, encarcelada culpable-inocente, no había diferencia, era suficiente pensar diferente.

El colectivo “En la Lucha” como agente activista por esos años fue duramente reprimido e intervinieron el correo postal. Los sobres y paquetes llegaban abiertos, las cartas eran minuciosamente revisadas, hasta intervenir a la casa-dirección donde llegaba la correspondencia buscaban de alguna forma el vínculo de este colectivo anarquista con algún grupo subversivo en esta coyuntura, los encargados más visibles de tal colectivo son detenidos por la DIRCOTE, es cuando se enteran que los frontis de sus casas donde vivían, estaban fotografiadas, incluso filmadas, todos eran sospechosos. Tras el “trabajoso” seguimiento que hizo el SIN, (siguiendo y jodiendo a rockeros subtes que nada tenían que ver en el asunto, más que ser entes pensantes críticos al sistema, pecado imperdonable por la dictadura, algunos si eran militantes de izquierda comprometidos con causas sociales y revolucionarias). Muchos otros amigos sufrieron similar situación hasta terminar inculpados, ya que para “ellos” estos “chicos raros” eran drogadictos o terroristas.

La política del terror implantada por el estado trajo consigo una respuesta contundente en una primera etapa, marchas y movilizaciones violentas en las universidades, grandes jornadas de lucha, contra la intervención universitaria, testigo y participe las 3 áreas de la UNSA, por tanto muchos jóvenes se radicalizaron ideológicamente. Huelgas de hambre, enfrentamientos, bombazos, rochabus eran el pan de cada día. El objetivo primordial del gobierno era silenciar cualquier tipo de oposición, hasta cierto punto lo consiguió, utilizando la cruenta represión, por eso muchos dirigentes estudiantiles, centros federados, tercios estudiantiles completos fueron detenidos, se buscaba intimidar, matar, desaparecer.

En 1993 aparece en los medios de comunicación la noticia que enlutó al Perú y paralizó conciencias: masacrados, quemados, Santa, la Cantuta, Barrios Altos. Tiempo de barbarie, de sangre, pánico colectivo disfrazado de referéndum que aprobaría una nueva constitución al servicio de la reelección y perpetuación del poder frente a la pérdida de alguna parte de nuestros derechos ciudadanos. Y el Perú atónito, de miedo en silencio…

arequipa subte
Konflicto Interno

Ese mismo años se formaría una de las bandas más influyentes: Konflicto Interno, grupo contestatario que marcaria la permanencia del Hardcore Punk siguiendo las huellas de bandas de la vieja guardia, y Konflicto Interno, quienes grabarían un demo autogestionario de carácter social y critico al sistema “Sentimiento Serrano” en 1995. Golgotha (Death Metal) también se formaría en 1993.

Konflicto Interno maqueta sentimiento serrano
Demo: Sentimiento Serrano (1995) de Konflicto Interno.

En 1994 destacarían Azagath (Death Black), Imperio del Averno (Death Metal, grabando su demo-ensayo “Síntoma de Muerte”), Fecal Scum (Grindcore-Noise) Sacra Miser (Death Metal), Conducta Descontrolada (Hardcore), Lágrima (Black Metal), Los Colgados (Punk Rock), Grito deMiseria (“La sangre derramada jamás será olvidada”) y Revolución Permanente. Posteriormente surgirían Mudra (Thrash Metal) –vigente hasta nuestros días con 2 grabaciones contundentes “Hábitos de guerra” (2002) y ”The End of the World”(2012)– y Erebo (Black Death ).

Durante esta etapa la escena presentó ciertas particularidades. Había convergencia ideológica, pero para para muchos el underground debería ser solo música, mientras que para otros debía trascender a una cuestión de ideales.

La parte alta de Mariano Melgar (en un olvidado cordón de pobreza llamado injuriosamente “Jerusalén”, una de las barriadas como las cientos que existen) sería testigo del nacimiento de la banda más conflictiva y polémica de la movida subte arequipeña: Grito de Miseria que sigue vigente hasta el dia de hoy y que será el tema de la siguiente crónica sobre Arequipa subte.


Lee también:

Boletin Subte Rock
Discos, Polos y Entradas GRATIS para Conciertos

Suscríbete y recibirás por email cada artículo que publiquemos. Además, participarás en el sorteo permanente de discos, polos y entradas gratuitas a conciertos.

Tu privacidad está garantizada. No alquilaremos ni venderemos tu email a terceros.

¿Participas dejando un Comentario?

comentario(s) publicado(s) hasta hoy. Falta el tuyo.

About The Author

Fabiola Bazo

Fundadora y Administradora de Subte Rock. Profesora Adjunta de Estudios Latinoamericanos en la Universidad Simon Fraser en Vancouver, Canadá. Autora del libro "Desborde Subterráneo. 1983-1992" sobre la escena de rock subterráneo en Lima.

Related posts

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *